viernes, 27 de febrero de 2009

Inteligencia Emocional vs Coeficiente Intelectual

emprendedores, inteligencia emocionalAlguna vez se hizo estas preguntas:

¿Por qué algunas personas, con alto coeficiente intelectual y que se destacan en su profesión, no pueden aplicar esta inteligencia en su vida privada, que va a la deriva, del sufrimiento al fracaso?

¿Y por qué otras con un alto Cociente Intelectual (CI) terminan trabajando para otras que tienen un CI más bajo, pero que saben conectarse, influir y relacionarse mejor?

¿Por qué a algunos Emprendedores le va mejor que a otros?

¿Por qué a algunas personas les va mejor en la vida que a otras?

El Cociente del Éxito

La investigación realizada a nivel mundial por The Consortium for Research on Emotional Intelligence in Organizations, arrojó un resultado sorprendente y vinculado a nuestro Cociente de Éxito: el mismo se debe un 23% a nuestras capacidades intelectuales, y un 77% a nuestras aptitudes emocionales.

Siendo estas, las aptitudes emocionales, como nos vinculamos con nosotros mismos en cuanto al auto-conocimiento y la autogestión de nuestras emociones, como nos motivamos a nosotros mismos y a los demás, en cuanto a la inteligencia intra-personal, y en cuanto a la inteligencia interpersonal como reconocemos las necesidades y emociones de los demás; y como nos comunicamos, persuadimos, lideramos, desarrollamos equipos de trabajo, resolvemos conflictos.

Al vivir hoy en la era del conocimiento, éste es fundamental, como la experiencia, el perfeccionamiento y el estudio académico, dan herramientas para un ejercicio de la profesión exitoso, pero también es muy importante qué hace cada profesional con todo lo que sabe, como se relaciona con sus equipos de trabajo, como comunica los objetivos, las tareas, como entusiasma, como motiva a su gente, como así también convence, persuade y media en los conflictos con otros para alcanzar los resultados de la organización espera.

Dice Daniel Goleman en su obra la Inteligencia Emocional en la Empresa: Las reglas del trabajo están cambiando. Ahora se juzga según normas nuevas: ya no importa solo la sagacidad, la preparación y la experiencia, sino como nos manejamos con nosotros mismos y con los demás. Esta norma se aplica cada vez para decidir quien será contratado y quien no, a quien se retiene y a quien se deja ir, a quien se asciende y a quien se pasa por alto.

Las nuevas reglas vaticinan quien tiene más posibilidades de lograr un desempeño estelar y quien es más propenso a descarrilar. Cualquiera sea la especialidad en la que trabajemos actualmente, miden características cruciales que nos hacen aptos para futuros empleos.

Estas reglas guardan poca relación con lo que la escuela marcaba como importante para estos patrones, la preparación académica tiene poca relevancia. La nueva medida da por sentado que tenemos suficiente capacidad intelectual y preparación técnica para desempeñarnos en el empleo, en cambio, se concentra en ciertas cualidades personales como la iniciativa, la empatia, la adaptabilidad y la persuasión.

Recordemos que la efectividad de cualquier equipo y emprendimiento depende más de la manera en que se relacionan las personas, que de los talentos individuales.

Lo que es importante es que, a diferencia del Cociente de Inteligencia, (C.I.), la Inteligencia Emocional se puede desarrollar mediante talleres, entrenamiento y de capacitación. Lo que queremos expresar es que las emociones se pueden re-educar.
Se trata de aprender a vincularnos mejor con nuestras emociones y a reconocer las emociones de los demás, para poder ser mas efectivo en el desarrollo de nuestras actividades como profesionales, teniendo las actitudes, comportamientos adecuados para cada situación.

Las emociones son predisposiciones para la acción, todos nos comportamos desde una emoción, siempre estamos en un estado emocional. Las emociones van orientando lo que hago y cómo lo hago, con qué actitud, con qué ganas, nivel de compromiso y entusiasmo. Por esto su importancia, poder liderar en que estado emocional es el mas acorde para lo que estamos haciendo y para cada situación de la vida profesional, para poder ser mas efectivo y lograr el éxito profesional.

Lo mas importante en el emprendimiento es el emprendedor, con su: actitud, ganas, la iniciativa, cómo supera los inconvenientes, cómo aprovecha las oportunidades, cómo se vincula con los demás, como entusiasma a los demás, etc.

En conclusión, lo que el artículo plantea es la superioridad de LA PERSONA por sobre el TALENTO. Se podría resumir en la siguiente frase: "No importa lo qué tienes, sino qué haces con aquello que tienes".

Recuerden: "No importa lo talentoso que eres, sino qué grado de control ejerces sobre tus talentos"

12 comentarios:

Adrián Nardelli dijo...

Leí el libro de Daniel Goleman y realmente es muy recomendable! muy bueno tu blog...
Yo tengo uno que abrí hace muy poco y voy a poner el tuyo en mi lista, si te interesa el mio te agradezco si lo pones en tu lista!
Un Abrazo!

Adrián Nardelli.

http://www.bullfinanzas.blogspot.com/

Angel dijo...

Yo creo que va en función de la posición y lo que requieras de una persona, en un trabajo mecanizado entre mas estúpidos mejor porque necesitas alguien que haga bien una sola cosa a bajo costo y sin molestias, en un trabajo de complejidad necesitas a un genio, que por si solo puede no ser su meta ser empresario, sus metas pueden ser muy diferentes a las tuyas, de ahí que termina trabajando para ti, aunque tengas un IQ bajo.

Para lograr una gran empresa creo que como dueño debes tener un equilibrio en ser bastante inteligente en ambos ámbitos, no basta ser un estúpido carismático ni un genio solitario, ya que para ser grande se necesita mucho de ambos.

Hablando en otros casos, puedes ir también a lo que te comento de para que quieres a la gente, si una relación te permite tener en ventas de millones puedes tener un gerente que no sepa ni escribir si es familiar de un cliente potencial o de una persona clave en tu empresa, porque no importa cuanto daño cree su incompetencia, los beneficios son mas altos, de ahí que un completo imbécil puede ocupar una posición alta, aunque no clave, si fuera realmente clave la empresa se colapsaría.

Finalmente, lo que cuentan son los resultados, si un tipo que no tiene conocimientos en nada logra que un grupo de genios hagan algo es un buen líder y es útil, y eso pasa frecuentemente, los genios tienden a aislarse e ironicamente a no tener una visión mas amplia (de nuevo... es irónico).

No debemos olvidar que en una gran maquinaria todos los engranes son importantes y sin uno la máquina deja de funcionar.

Dario Blatman dijo...

Adrián,
Gracias por el comentario. Te agregué a la lista de blogs recomendados.
Saludos

Dario Blatman dijo...

Angel,
Estoy de acuerdo con lo que planteás. Pero agrego que la gente que se llevaría mejor con trabajos mecanizados, igualmente debe estar motivada a fin de que se genere una vision compartida. No alcanza con que la cúpula de una organización conozca esta visión, sino que debe transmitirse y aprehenderse. Allí, precisamente en la motivación y el compromiso, ya entran a jugar los factores emocionales.

Si bien coincido en que ambos factores (llamemoslos IQ a la inteligencia y EQ a los factores emocionales) son importantes y mutuamente interdependientes para lograr cualquier propósito en la vida, creo que, en algún punto prevalece lo emocional.

Parto de la siguiente frase: No importa lo que tienes, sino qué haces con aquellos que tienes".

De nada sirve tener un IQ elevado si el EQ es bajo ya que con ese IQ no lograrás mucho. La buena noticia es que el EQ depende de uno mismo y con trabajo se puede mejorar para "compatibilizarlo" con el IQ y construir "mundos".

Con el EQ me refiero -mas que a ser carismático- a factores tales como: esfuerzo, perseverancia, humildad, concentración y enfoque, etc.

Transcribo una frase del artículo: "Las emociones son predisposiciones para la acción, todos nos comportamos desde una emoción, siempre estamos en un estado emocional. Las emociones van orientando lo que hago y cómo lo hago, con qué actitud, con qué ganas, nivel de compromiso y entusiasmo"

Carlos G.P. dijo...

Cordiales saludos: Mi nombre es Carlos González. He sido profesor de matemáticas y física en la enseñanza secundaria durante 24 cursos. Finalmente, al verme limitado en mi deseo de practicar una enseñanza basada en los nuevos paradigmas, decidí dejar el camino de la enseñanza oficial e iniciar uno nuevo, alternativo al sistema imperante.
Durante años, he podido comprobar como mis alumnos adolescentes enterraban sus sueños hasta hacerlos invisibles. Su entorno les enseñaba que la “seguridad” era lo primero: estábamos creando víctimas. La rabia que sentía ante tal panorama la he trasmutado en creatividad, escribiendo un libro que narra cómo empoderar a los adolescentes:
“Un maestro decide crear un ambiente mágico en su clase para empoderar a sus alumnos. Les ayuda a descubrir los enormes potenciales que habitan en su interior. Les revela un mundo más allá de la mente programada y de las creencias. Para llevar a cabo su proyecto el profesor emplea curiosos trucos...
Los alumnos van resolviendo los enigmas, que el maestro propone de una forma singular. La clase es una creación de todos. El aprender se transforma en una aventura.
Poco a poco, cada alumno se convierte en su propio maestro, en una fuente de conocimiento para él y sus compañeros. La vida se torna mágica: pueden vivirla desde su corazón, sin que las creencias les limiten “
Su título es: “Veintitrés maestros, de corazón –un salto cuántico en la enseñanza-“. En él se plantea un modelo educativo que se basa en descubrir la fuerza interior.
Hoy puede ser ciencia ficción...tal vez una semilla, pero si la nutrimos puede generar una forma totalmente nueva de enseñar, en la que el ser humano deja de sentirse víctima, para sentirse el creador de su propia vida.
Creo que su sensibilidad va en la misma dirección que la mía. Por eso, me atrevo a enviale mi libro en versión digital. He decidido regalarlo persona a persona o institución a institución. Necesita volar...hacia lugares en los que pueda ser bien acogido. Si lo lee le agradecería cualquier comentario. Todos los amantes de la lectura sabemos que bastan cinco minutos con un libro para saber si es de nuestro interés, sólo le pido ese tiempo. Siéntase libre de enviarlo a las personas o asociaciones a las que este libro pueda ayudar. Gracias por su presencia. Le deseo felices creaciones…
Carlos González
P.D Mi blog es: www.ladanzadelavida12.blogspot.com

Dario Blatman dijo...

Carlos,
Buen punto! Te deseo muchos éxitos con este nuevo proyecto!!

Anónimo dijo...

porfa alguien me puede ayudar con esta pregunta:
¿considera usted que debe medir en los estuantes solo el coeficiente intelectual; descartando el coeficiente emocional?

nataly solorzano dijo...

escribame a mi correo nataly.sa1985@gmail.com para la respuesta planteada

Anónimo dijo...

porfa alguien me puede ayudar con esta pregunta:
¿considera usted que debe medir en los estuantes solo el coeficiente intelectual; descartando el coeficiente emocional?

Anónimo dijo...

Hola quisiera saber si me podrías dar el link de dicho estudio porque ya lo busque en la página oficial y no aparece esos porcentajes que presentas

gracias :)

Anónimo dijo...

Primero que nada: ¿de qué tipo de éxito están hablando? ¿conquistar a una pareja, tener mucho dinero, ser popular, autorealizarse?... porque lo que SÍ es cierto es que son muchos los estudios importantes y serios, con muestras bastante altas, que se han hecho a lo largo de todo el siglo XX, que SÍ establecen una notable correlación entre el CI vs el éxito académico (50%) y laboral (40%-50%).

Mucho se ha vapuleado y menospreciado el concepto de CI en los últimos años, pero está lejos de ser poco importante (más importante cuanto más alto se esté en la jerarquía organizacional)y hay que separar el marketing de Goleman para que compren sus libros de la objetividad de los argumentos. No sé a ciencia cierta cuál es la proporción real (eso es una disputa científica hasta nuestros días), pero quizás hablar de un 50% para el CI y 50% para la Inteligencia Emocional sería más equilibrado, al menos hasta que se avance más en el tema.

Anónimo dijo...

si es muy bueno ¡¡¡¡

DEJA TU COMENTARIO
Gracias por visitar Pasión por Emprender, a continuación escribe tu comentario.

Éxitos!!!

Que es Pasion Por Emprender

Pasion por emprender es un blog dedicado a los emprendedores, negocios y empendimientos que intenta promover la cultura emprendedora y definir que es un emprendedor y cuales son sus caraceristicas y su filosofía. Se pretende, también, brindar recursos y ayuda a empendedores en la creación de empresas tales como información para el armado de un plan de negocio.


Suscríbase al Blog

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.